Cambio interno

cambio internoHay momentos de tristeza en tu corazón, una idea loca atraviesa tu mente y es: ¿Qué hago aquí?, ¿para qué estoy aquí?, a veces mi vida no tiene sentido…

Hoy te digo: cuando tocas la soledad en tu interior, cuando tocas la tristeza o el vacío, estás dándote cuenta de que son simples candados que no te permiten abrir la puerta de tu corazón.

Has buscado afuera soluciones y hoy has encontrado que la única solución es que tu propia transformación sea desde tu alma, desde tu interior.



Soy un ser de Luz perfecto

ser de LuzYo soy la Luz de Dios y ante ella se me manifiesta diariamente, en la resurrección y en la vida, todo aquello que deseo hacer en mi futuro, en mí se manifiesta el amor de Dios, en él me encuentro, en él estoy, entonces diariamente me repetiré a mí mismo:

Yo soy Luz de Dios.

Yo soy perfección absoluta.

Yo soy un despertar.

En este despertar encontraré todo aquello que deseo hacer en mi paz, todo aquello que deseo realizar en mi triunfo y todo aquello que desee de la vida en el amor de Dios.

Hoy entregaré mis miedos, mis angustias, para recibir de la Luz de Dios  mi  “Yo soy”, mi yo soy perfecto, mi yo soy parte de Dios, mi yo soy despertar santo.

Hoy me recordaré como lo que soy: un ser de Luz perfecto.



Ser bendito

Ser de LuzAbrir las manos y entregar el amor de Dios no es tan sencillo como nosotros creemos, pues nuestro corazón a veces se llena de resentimientos, miedos, tristezas o coraje; más abrir las manos y entregar al Espíritu Santo éstas emociones es comprender que sólo son capas que cubren una luz brillante que tú eres.
Entonces hoy te digo: sana todas éstas emociones para que puedas ver la Luz bendita que tu corazón es, y a través de esa Luz bendecir a todos los que estén a tu alrededor.
Sanar tú es sanar a tu mundo, sanar tu corazón es reconocerte como un ser bendito.


Luz de Dios

Luz de DiosComo la Luz bendita que hoy te envuelve, ésta que has solicitado en todo momento, hoy te digo: aquí estoy, estoy llenándote de amor y de bendiciones, estoy aquí para darte Luz en tu camino, estoy aquí para decirte que la divinidad que hay en tu corazón es la divinidad que hay alrededor tuyo, que puedo extender una Luz en cada uno de tus pasos para que no temas cuando hay momentos de oscuridad.

Quiero decirte que soy el farol que enciende tus noches oscuras, que soy la paz interna de un corazón que late, soy la frescura de tus manos cuando las lavas, soy la dicha de tu sonrisa cuando sientes gozo en tu interior, soy todo aquello que tu ser emana, soy la Luz de Dios.



Bendice

hermanasHonrar a tu hermano es honrar tu corazón, la honestidad que tienes con aquellos que están cerca es la honestidad que te das a ti mismo. Hoy has comprendido que dar y recibir es lo mismo, comprendes también que no hay más sanación que la de tu propio corazón, que no es tu hermano el que viene a traer a tu vida emociones negativas, sino tu hermano es quien proyecta en ti tus emociones.
Tú ves en él todo aquello que necesita sanar en tu interior, tu interior proyecta todo de lo que necesita liberarse.
Bendice entonces hoy a cada uno de tus hermanos, aquellos que te quitan la paciencia, aquellos que te desesperan y aquello que crees que no te dejan ver el futuro, tráelos a ti, bendícelos, perdónate y continúa tu paso.


Entrega tu dolor

entrega el dolorHija de mi Luz, hija de mi paz, bendita es tu presencia y tu gran despertar.
Hija del amor divino de Dios, hoy vengo a decirte: tu Luz es perfecta, cambia hoy tu entorno y dedica tu vida a ser feliz; no mezcles el sufrimiento con las personas que amas, mejor entrégalo al Espíritu Santo, entrega a las personas que están a tu alrededor tu amor, tu dicha y tu paz, entrégales la alegría y sé feliz con ellos, pues Dios te ha dado hermosos regalos, y a través de estos regalos tendrás la oportunidad de sanarte a ti misma.
Así que hoy entrega tu dolor y tu sufrimiento para que puedas estar purificada ante la Presencia de tu gran Dios quien te ama.


Amor incondicional

corazón luminosoNadaré en el mar del conocimiento de Dios, beberé del agua de tu río escucharé tu dulce melodía a través de un pájaro, contemplaré con mi vista presente hacia el infinito, sentiré desde el amor de Dios, fluiré espiritualmente, pues sé que en todo momento Dios está a mi lado.
Iré a donde quiera que Él desee, estaré en el momento justo, en el lugar adecuado, porque Dios siempre está conmigo.
Entraré hoy a mi corazón y veré en él la Luz Divina, la Luz que yo soy, la Luz perfecta, la Luz de Dios, en ella me envolveré y comprenderé que no existe un amor incondicional que no sea la Presencia santa de quien me creó perfecto.


Ofrecimiento

ofrecimientoEntrega hoy todo aquello que no bendice tu alma ni tu ser, entrega aquello que solo distrae tu mente para una conexión de amor.

Ofrece hoy en el altar de Dios, todo lo que sientas que tu alma no despeja para que puedas ver a través de mis ojos y sentir a través de mi propia Luz. 

Ofrece hoy a los demás un momento de paz, aquel que puedes sentir si dedicas un instante a la fe y comprendes que tú no eres la sombra, sino la Luz divina de Dios. En tu Luz encontrarás respuesta a todo aquello que buscas, en tu sombra encontrarás solo mentiras.

Ofrece entonces hoy a Dios tu Luz y tu divinidad para que en ellas puedas ser bendecido, amado y sanado.



Abre…

abreAbre los brazos al amor divino de Dios, el que fue creado en tu corazón y que hoy te permite latir desde tus manos.

Abre los brazos al Espíritu de Dios, el que hoy envuelve tu ser y lo purifica.

Abre tu vida al amor de Dios, pues Él en todo momento está conectado contigo.

Abre tu vida a la Luz de los ángeles pues ellos te rodean.

Bendícete y bendice pues al hacerlo bendices a toda una humanidad, pues ellos a través de ti, están sanando.



Avanzar..

camino-luzAvanzar en la Luz de Dios no significa dejar de ver piedras en el camino, significa sentarte en cada una de ellas y contemplar lo vivido.

Avanzar en el camino de Dios es rodear tal vez alguna y comprender que eso ya ha sido sanado.

Caminar el camino de Dios es comprender que cada uno de los obstáculos que se presenta se presenta para tu propia sanación.

Sana hoy desde el centro de tu corazón y permite que el Espíritu Santo guíe tus pasos para un nuevo despertar, el despertar de un camino libre de obstáculos.